GATITO BEBÉ EN CASA. MIKO.

publicado en: Cuidados De Las Mascotas | 0

Me avisaron de unos gatitos recién nacidos abandonados que necesitaban urgentemente adopción. Y pensando también en Sushi,  que no acaba de superar la pérdida de su hermanito Blaky, decidí traer uno a casa.

Bueno vale, y pensando también en mi. Aunque la economía no está precísamente para tirar cohetes, reconozco que me ha hecho mucha ilusión traer a Miko a casa. Es emocionante y todo un reto criar y ver crecer un “almita” tan preciosa cómo lo son nuestros pequeños.

Llegó el 20 de mayo, con tan sólo 10 días. 🙂 😎 

Ya había criado a biberón a mi gata Dina, hace muchos años. Ahora, con el recién llegado a casa, Miko, he tenido que volver a ponerme al día, en cúanto a los cuidados de un gatito recién nacido.

Alimentar a un gatito bebé

Le hemos puesto, de nombre, Miko, por lo pequeñito que lo adoptamos. Este vídeo es del día en que llegó a casa, con menos de dos semanas. Lo estaba alimentando con leche especial para gatitos.

No es nada aconsejable alimentarlos con otro tipo de leche, como la de vaca, ya que como sabemos los gatos no digieren  bien la lactosa,  y podría originales problemas digestivos.

A los gatitos bebés hasta las tres primeras semanas, hay que alimentarlos con poquita cantidad (de 4 a 10 ml /100gr de peso corporal), pero muy a menudo, cada dos/tres horas. No hay que saltarse ningún biberón.

Desde la tercera semana, pueden espaciarse las tomas a seis/ocho horas.

Estas medidas son orientativas. Prevalecerán las instrucciones veterinarias, de acuerdo al prospecto de la marca de leche de que se trate.

La leche debe estar templada. No se debe calentar en el microondas, porque no garantiza una temperatura uniforme.

Debe tomarla en la misma posición en que la tomaría de su mami, jamás boca arriba pues podría aspirarla a sus pulmoncitos. Por igual motivo, el biberón hay que mantenerlo en un ángulo de 45º. Y hay que procurar que la tetina esté rellena de leche, de modo que no aspire aire.

Ayudarle con sus necesidades fisiológicas

Después de cada toma, a los gatitos bebés hay que estimularles, para que hagan sus necesidades, por que por sí sólos no las hacen. Para ello masajearemos muy suavemente sus genitales, con una gasita esterilizada humedecida en agua tibia.

Muy fácilmente esta suave fricción producirá su pis, pero para la caquita a veces se tarda más y hay que ser paciente. El gatito debe defecar al menos una vez al día.

La importancia del descanso

Tan importante para su supervivencia y adecuado crecimiento y desarrollo, cómo su toma de leche, va a ser el descanso, y que nos aseguremos de mantenerlo calentito, pues los gatos bebés no regulan por sí mismos su temperatura corporal.  Es perfecto para ésto, el cojín térmico sungest, que meto en su bolso de transporte, y se queda feliz dormidito sobre él.

Primeros juegos

Miko crece rápido, por días. En la tercera semana prácticamente duplicó su tamaño. Y parece bastante despierto y espabilado.

Es la etapa en que te encanta jugar a que te de bocaditos, aunque con esto hay que tener cuidado, pues lo podemos mal acostumbrar y sería un problema cuando crezca.

Pienso de trancisión

Al més de edad, un gatito ya es capaz de tomar pienso, reblandecido con agua o con leche para gatos. O incluso sólo, si es un pienso adecuado para ello.

A Miko le estoy dando el pienso Babycat de Royal Canin, y la verdad que parece que le gusta, y le sienta muy bien. Tiene los niveles adecuados de proteína y energía que requiere la dieta de un gatito bebé, y fibras dietéticas útiles para prevenir problemas gastrointestinales cómo diarreas y estreñimiento.

Son cocretas muy pequeñitas y suaves, por lo que puede masticarlas sin dificultad.

Presentación entre gatos. Con paciencia

Miko le ha tomado mucho cariño a este parque o corralito para mascotas, en que se siente cómodo y seguro.

Me ha servido además, para tenerlo fuera del alcance de mi gato Sushi, los primeros días, hasta que se acostumbrase a su presencia; podían verse y olerse, pero no tocarse. Y gracias a eso se han ido conociendo sin riesgos de “violencias” 😕 😀 .

Sushi de momento ha reaccionado bien, no se le acerca demasiado, pero al menos no le bufa ni parece incomodarle.  Y dentro tiene su bolso calentito con el cojín sungest.

Es muy delicada la supervivencia de un gatito tan pequeño sin su madre. Miko tiene ya casi tres meses, está lleno de vida, y no para un rato quieto. Espero que todo siga yendo bien, por que, además, le está haciendo recuperar la alegría a mi otro gato, Sushi. 🙂 😀 

Éstos son algunos de los productos sobre los que he investigado, y que pueden facilitarnos la crianza de nuestras pequeñas mascotas.

Y tú, has criado alguna vez a un gatito recién nacido?, o lo estás haciendo en éstos momentos?  Si has pasado por esta dulce experiencia, o quieres que tratemos alguna cuestión sobre esto, no dudes en comentarlo!!

Gracias por visitar el blog!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable María E. +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.